Finalmente, Chelsea Manning saldrá de la cárcel la próxima semana. La exsoldado fuera condenada a 35 años de prisión en el 2013 por filtrar una gigantesca suma de documentos secretos a WikiLeaks. Su pesadilla está a punto de finalizar.

Todo comenzó en el año 2010, momento en el que trabajaba como analista de inteligencia militar, aprovechando su posición para acceder a 750.000 documentos y videos para entregarlos a WikiLeaks. Se produjo así una de las filtraciones más gigantescas y comprometedoras de la historia.

La suerte le llegó a Manning el pasado mes de enero, momento en el que Barack Obama conmutó su sentencia, justo antes de abandonar la Presidencia de los Estados Unidos. Ahora conocemos que su libertad llegará el próximo 17 de mayo, aunque todavía falta que sus abogados lo confirmen de manera oficial.

Manning ha publicado un tweet en el que afirma que «la liberta era sólo un sueño y algo difícil de imaginar»: