Tal y como les apuntábamos hace unos días, esta semana llegaría el momento de celebrar la libertad de Chelsea Manning, la que fue la primera gran fuente de WikeLeaks. Manning ha publicado en su cuenta de Twitter que ya está dando sus primeros pasos en libertad:

Manning ha salido este miércoles de la cárcel, tras haber pasado siete años entre rejas. Tendría que haber cumplido 35 años de condena, pero el pasado mes de enero Barack Obama decidió conmutarle la pena, ya que Manning se mostraba completamente arrepentida.

Chelsea Manning y su tortuoso paso por la cárcel

Todo comenzó en el año 2010, cuando Manning le facilitó a WikiLeaks miles de documentos sobre la guerra de Irak y Afganistán. Su paso por la cárcel no ha sido fácil, y dentro de ella anunció que se sentía mujer, pidiendo que dejasen de utilizar su nombre de nacimiento: Bradley. La presión fue tal que intentó suicidarse en dos ocasiones, la última el año pasado. Gracias a un grupo de voluntarios consiguió reponerse, y parece que ha valido la pena. Julian Assange ha sido de los primeros en felicitarle, calificando este momento de «victoria épica»: