La antigua capital japonesa de Kioto tiene muchos atractivos turísticos que ofrecer, desde lugares históricos a paisajes escénicos. Y a esa lista quiere sumar la primera cafetería Starbucks del mundo con salas de tatamis.

Así es la nueva cafetería de Starbucks en Japón

La cafetería se encuentra dentro de una casa tradicional japonesa que tiene 100 años de antigüedad. Esta situada a un paso del templo Kiyomizu, declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, siendo una atracción turística muy popular entre los viajeros.

La compañía ha conservado el diseño original del edificio como homenaje a la arquitectura tradicional japonesa. Como se puede observar en la imagen principal, el edificio tiene dos pisos. En el de arriba, de 3.000 metros cuadrados, hay tres salas de estilo tatami.

Aquí, los clientes pueden quitarse los zapatos, relajarse y disfrutar de su café favorito mientras están sentados en cojines cubiertos con tela de seda producida en la región de Tango de Kioto.

Como es lógico para un lugar especialmente tranquilo, Starbucks ha avisado que no permitirá que se formen largas colas de gente frente a la tienda y también restringirá el número de clientes durante horas punta para evitar arruinar esa atmósfera tranquila en la zona.