No cabe duda que estamos frente a una de las bandas más influyentes de las últimas décadas y una de las favoritas de los que luchan por la igualdad. Durante un concierto de Coldplay, un chico en silla de ruedas fue acercado por la multitud al escenario, y el resultado es maravilloso.

Un concierto de Coldplay en Dublín resultó un una verdadera muestra de humildad

Como puedes darte cuenta en el siguiente video, un chico de Dublín, Rob, fue acarreado por cientos de personas hacia el escenario donde Chris Martin lo recibió calurosamente.

El concierto del Croke Park fue testigo de cómo Rob saca de la nada su armónica y comienza a tocar junto con Chris.

No cabe duda que Rob nunca olvidará este momento. Para el resto de los fanáticos de Coldplay, esta es una muestra de que no solo se trata de una gran agrupación musical, sino de un grupo de personas que no se limitan por los prejuicios y no han perdido la cabeza tras su éxito.