Las unidades de memoria USB son pequeñas, portátiles y se puede ver lo que traen dentro en prácticamente cualquier computadora. Estas características los convierten en gadgets perfectos para el transporte de datos. Sin embargo, su portabilidad también hace que se pierden fácilmente. Es por eso que deberías proteger los archivos confidenciales con una contraseña.

3 formas de proteger tu memoria USB con contraseña

Desafortunadamente, no puedes proteger con contraseña tu memoria USB de la misma manera que lo haces con tu PC o móvil. En este caso, las herramientas que protegen tus datos funcionarán con cifrado. A menos que inviertas en una unidad flash segura con cifrado de hardware, puedes utilizar aplicaciones gratuitas para lograr un nivel similar de protección.

1. Guarda archivos individuales con una contraseña

Como explicaba, no puedes proteger tu memoria USB completamente sin cifrado. Sin embargo, si quieres evitar el largo proceso de cifrado de carpetas enteras y necesitas una forma rápida de proteger unos cuantos archivos, simplemente guárdalos con una contraseña USB.

Muchos programas, incluyendo Word y Excel, te permiten guardar archivos con una contraseña. Puedes verlo en , Archivo> Información, en el menú Proteger documento y selecciona Cifrar con contraseña.

proteger contraseña usb memoria

Para proteger archivos PDF con contraseña en tu USB, puedes utilizar PDFTK Builder.

2. Crea una partición cifrada y protegida con contraseña

Muchas herramientas pueden cifrar y proteger tus datos con contraseña. Sin embargo, la mayoría requieren derechos de administrador para ejecutarse en cualquier computadora. Herramientas como estas no son una solución viable si necesitas transferir datos de forma segura a un equipo en el que no tengas derechos de administrador.

Rohos Mini Drive es una herramienta que funcionará independientemente tanto si tienes o no derechos de administrador. La edición gratuita te permite crear una partición oculta, cifrada y protegida con contraseña de hasta 2 GB en tu unidad flash USB. Gracias a la versión portátil, que se instala directamente en la unidad flash, no necesitarás controladores de cifrado en el sistema local. Posteriormente, puede acceder a los datos protegidos en cualquier lugar.

3. Cifre la memoria USB completamente

VeraCrypt es el sucesor de TrueCrypt. Se trata de una aplicación portátil que se ejecuta directamente desde tu memoria USB. Desafortunadamente, todavía requiere derechos de administrador para funcionar. La versión gratuita está limitada a un tamaño 2 GB.

VeraCrypt utiliza múltiples algoritmos, incluyendo 256-bit AES, Serpent, y TwoFish, así como diferentes combinaciones de estos. Al igual que Rohos Mini Drive, es capaz de crear un disco cifrado virtual que se monta como un disco real, pero también puede cifrar particiones enteras o dispositivos de almacenamiento.

Si ya tienes tu memoria USB asegurada, ya puedes convertirla en una auténtica navaja suiza de la informática.