A nadie le importa tus selfies, hasta que destrozas parte de una galería de arte valorada en 200.000 dólares. En ese momento, pasas a convertirte en el centro de atención de todo Internet. Esto ha ocurrido en el The 14th Factory de Los Angeles cuando una mujer quiso hacerse un selfie.

Una cámara de vigilancia ha capturado el momento en el que esta mujer se acerca demasiado a un pedestal sobre el que reposaba una de las varias coronas hechas por el artista Simon Birch.

El selfie más destructor de la historia

En un momento dado, la mujer (arriba a la derecha en el video), se agacha para sacar un selfie junto a una de las obras, con tan mala suerte de golpear el pedestal con su espalda. Esto desencadenó un efecto dominó que acabó por destrozar parte de la colección:

Gloria Yu, una de las artistas de la exposición, le ha contado a Hyperallergic que “tres de las esculturas fueron dañadas permanentemente y otras varias en diferentes grados”. Esto, añade, se traduce en “un costo aproximado del daño de 200.000 dólares”.

Si quieres echarle un vistazo a cómo eran las coronas antes de derribarlas, te dejamos esta imagen: