Puede que Harry Potter haya pasado sus años de infancia durmiendo en un armario bajo las escaleras en Privet Drive, pero el origen de su historia comenzó en Godric’s Hollow, el pintores pueblo donde vivían los padres del mago cuando era un bebé. Ahora, la histórica casa utilizada en la primera parte de ‘Harry Potter y las Reliquias de la Muerte’ está en venta.

Conocida como Vere House, la histórica casa se encuentra en el pueblo medieval de Lavenham, en Suffolk, Inglaterra. La familia más rica del país, los de Veres, fue la dueña de la casa entre los siglos XIV y XVII, y se dice que el rey Enrique VIII visitó una vez la propiedad durante un viaje de caza en 1498.

Según los actuales propietarios, Tony y Jane Ranzetta, los productores de Harry Potter utilizaron diferentes técnicas de edición para transformar las imágenes de la Vere House en la aldea de Godric’s Hollow:

El equipo llegó sin actores y grabó tanto la fachada como la parte trasera en pleno verano, y luego usaron partes de la casa como piezas de un rompecabezas tridimensional enorme, cortándolas y pegándolas para formar las calles de Godric’s Hollow.

La casa de infancia de Harry Potter no es nada barata

Dejando de lado la cultura histórica y pop a un lado, la Vere House es una estructura de seis dormitorios que actualmente se divide en dos. Está repleta de espacios de entretenimiento, y tiene dos cocinas y un comedor. El patio trasero tiene un jardín de flores y una terraza con comedor al aire libre. Además, la propiedad también contiene un establo, cabañas de jardín, y una huerta.

Eso sí, se trata de un auténtico imán para turistas, así que quien la compre tendrá que estar cómodo con las cámaras y con desenbolsar alrededor de 1.3 millones de dólares.