Un enorme globo de algo más de 9 metros ha aterrizado en la Casa Blanca. Se trata de ‘Chicken Don’, una gallina con un peinado a lo Donald Trump que se ha vuelto famosa por lo que representa: una protesta por todo lo alto.

Pero nadie sabía qué hacía ahí:

El globo ‘Chicken Don’ tiene algo que decir

El globo, diseñado por el artista Seattle Casey Latiolais, fue colocado en La Elipse, justo al sur de la Casa Blanca y cerca del Monumento a Washington. Taran Singh Brar, propietario de Chicken Don y documentalista, dijo que quería hacer una declaración sobre el presidente estadounidense como un “líder débil e ineficaz”.

Está demasiado asustado para liberar sus declaraciones de impuestos, demasiado asustado para enfrentarse a Vladimir Putin y jugar al juego de la gallina con Corea del Norte.

Para ponerlo tan cerca de la Casa Blanca, Singn Brar ha tenido que conseguir permisos especiales del Servicio Secreto de los Estados Unidos, según explican en medios locales. De hecho, no es la primera vez que el enfadado ave aparece en marchas de protestas en el país.

Si quieres uno (no sé para qué podría utilizarlo), puedes encontrarlo en Ebay.