A pesar de los millones de especies de animales que existen, nos sigue fascinando cuando encontramos algo fuera de lo normal. Es el caso de este increíble alce blanco encontrado en la ciudad de Eda, al oeste de Suecia.

El alce blanco más escurridizo

Hans Nilsson, un miembro del consejo municipal local, llevaba nada menos que tres años tratando de verlo y ha sido recientemente cuando cruzó su camino con el precioso herbívoro. Se puede ver al animal dándose un refrescante baño y comiendo hierba en el siguiente video:

Cuando filmé el video todo estaba en su lugar: la ubicación, la luz y la calma. Fue todo una experiencia conocer de cerca a un animal tan majestuoso.

Aquí hay que hacer una aclaración, el animal en cuestión no es un alce albino, sino que una mutación genética es la causante del color blanco tanto de su pelo, como de la piel aterciopelada de sus astas. Se estima que de los 400.000 alces que hay en Suecia, sólo unos 100 podrían ser blancos.

Según Göran Ericsson, un profesor de la Universidad Sueca de Ciencias Agrícolas, su número puede estar en aumento. “Los cazadores han optado por no matar a ningún alce que sea de color claro”, le dijo a National Geographic, “Es como una especie de cría de perros: se seleccionan rasgos que de otro modo no habrían ocurrido”. Y desde que el alce no tiene otros depredadores en Suecia, esto podría ayudar a un lento aumento en la población de alces blancos.