Últimamente no dejamos de ver noticias (tristemente) relacionadas con pruebas y explosiones de bombas de hidrógeno por parte de Corea del Norte. Pero, ¿sabes qué es lo que hace que una bomba de hidrógeno de más miedo que una bomba nuclear normal?

bomba de hidrógeno

Diferencias Bomba nuclear – Bomba de hidrógeno

Por un lado, las bombas atómicas se basan en la fisión nuclear (no confundir con fusión nuclear), separando los átomos de uranio o plutonio para aumentar el poder explosivo de la bomba. Cuando los átomos se dividen, sus neutrones se liberan, separando más átomos y liberando cantidades devastadoras de energía.

Estos tipos de bombas atómicas fueron las que se utilizaron durante la Segunda Guerra Mundial contra Japón, y son lo que los expertos creen que Corea del Norte ha estado probando hasta ahora. Pero los temblores que se sintieron durante las últimas pruebas del país asiático pueden haber pertenecido a una explosión de una bomba de hidrógeno.

¿Qué pasaría si una bomba atómica cayese sobre tu ciudad?

Las bombas de hidrógeno, o bombas termonucleares, son mucho peor que las anteriores por dos razones. En primer lugar en su interior hay combustible termonuclear que se puede encender durante la primera etapa (en la que también se produce fisión nuclear). Pero las bombas H guardan otro truco bajo la manga.

En una segunda etapa de reacciones se utiliza la fusión nuclear (la que hay en el interior de sol y que mencionaba anteriormente), aumentando la fuerza destructiva de una explosión atómica típica. A medida que se produce la fusión del deuterio y del tritio (isótopos del hidrógeno), los átomos se van uniendo, liberando neutrones para crear un poder aún más destructivo en una reacción en cadena cuando entran en contacto con la capa de uranio de la bomba.

De todas formas, los expertos son escépticos acerca de que Corea del Norte tenga la capacidad de construir y detonar una bomba de hidrógeno. Los propios norcoreanos afirmaron el pasado año de haber probado una bomba de hidrógeno.

El poder de destrucción de una bomba de hidrógeno

Por ponerlo en perspectiva, una de las primeras bombas termonucleares que se probaron fue en el Atolón Bikini (EE.UU.) en 1954, bautizada como “Castillo Bravo”. Esta bomba H fue más de 1.000 veces más potente que la bomba atómica lanzada en Hiroshima en 1945 por el bombardero Enola Gay. Esa bomba mató a 66.000 personas casi instantáneamente y dejó al menos 69.000 heridos y enfermos, por lo que no queremos imaginar lo que una bomba termonuclear sería capaz de hacer.