Hoy era el día. Ya no hay que esperar más. Sobre el escenario del Steve Jobs Theatre, Tim Cook al fin ha mostrado al mundo el iPhone X. Después de meses de especulaciones, rumores y renders, ya tenemos aquí el nuevo buque insignia de Apple.

Pero antes de pasar al plato principal, veamos qué más nos ha mostrado Apple.

Antes de la llegada del iPhone X, hemos visto los nuevos iPhone 8 y 8 Plus (una actualización de los actuales 7 y 7 Plus). Ninguno cuenta con grandes cambios en cuanto al diseño respecto a los iPhone del año pasado, aunque sí ciertas mejoras en el aspecto técnico.

iphone 8 plus

Por su parte el iPhone 8 viene con una pantalla de 4,7 pulgadas, y en su interior cuenta con el nuevo chip de Apple A11. Al igual que la versión anterior, tiene 2 GB de RAM. En cuanto al iPhone 8 Plus, la pantalla es HD+ (1334 x 750 píxeles) en 5,5 pulgadas. Obviamente, también lleva el nuevo chip A11. En cuanto a la RAM se queda exactamente igual que el año pasado, con 3 GB. Y sí, tiene soporte para carga inalámbrica.

iphone 8 carga inalábrica

También hay una nueva cámara F1.8 en ambos modelos, así como un teleobjetivo F2.8 mejorado, eso sí, exclusivo para el más grande. Apple dice que ha mejorado significativamente el modo Retrato en el nuevo dispositivo.

Precios:

  • iPhone 8:  64GB 699 dólares (también hay un modelo de 256 dólares aunque no hay precio).
  • iPhone 8 Plus: 64GB por 799 dólares (también hay un modelo de 256 dólares aunque no hay precio).

Ahora sí, vamos con el iPhone más esperado.

Adiós botón Home, hola reconocimiento facial

El cambio más inmediato y obvio es sin duda la eliminación de los marcos tanto encima como por debajo de la pantalla del iPhone. La decisión de Apple de eliminarlos puede parecer sólo una cuestión estética, pero también aleja a la empresa de la tecnología de autenticación de huellas dactilares que traía el Touch ID.

Está hecho de cristal en la parte delantera y trasera, utilizando la misma fórmula que el iPhone 8, con una banda de acero inoxidable alrededor de los laterales. La pantalla, ahora llamada Super Retina, tiene una resolución 2436 x 1125, con 5,8 pulgadas.

iphone x gif

El iPhone X ya no necesita ese botón de inicio ni un sensor de huellas dactilares, ya que el nuevo sistema de identificación biométrica con el reconocimiento facial llamado Face ID será el que se haga cargo de esa parte.

¿Cómo funciona Face ID?

Desbloquearás el teléfono con sólo mirarlo, al igual que se hace en el Galaxy S8. En este caso, se basa en la tecnología que hay en la muesca en la parte superior del iPhone, combinando un sistema de infrarrojos con la cámara frontal y una luz sobre tu cara para ayudar a que seas reconocido incluso en la oscuridad.

Por ahora, la función se utiliza para Apple Pay, así como una nueva función llamada Animoji. Animoji utiliza FaceID para usar tus expresiones faciales en emojis, pudiendo darles voz y movimiento con tu cara.

Así es la cámara del iPhone X

Las especificaciones de la cámara dual siguen la tendencia de los móviles de alta gama. El iPhone X tiene dos cámaras traseras de 12 megapíxeles y está equipado con estabilización de imagen óptica. Según Apple, los sensores son más grandes y rápidos, y la cámara principal tiene una apertura f/1.8, mientras que el teleobjetivo tiene una apertura f/2.4. Entre las dos cámaras hay un flash de cuatro LED True Tone con un supuestamente dos veces más potente.

Apple contará con una estación de carga llamada AirPower. Soporta los nuevos iPhone, el nuevo Apple Watch y los AirPods (traen una nueva funda de carga inalámbrica opcional).

Precio del iPhone X

El precio era uno de los aspectos que más había dado que hablar durante estos meses, pensándose que llegaría a pasar los 1.000 dólares. Y así será finalmente. Como siempre, el precio dependerá de la memoria interna elegida: 999 dólares para el de 64GB, y no hay precio para el de 256 GB.

Estos son los precios en México:

Se podrá reservar a partir el 27 de octubre, y los primeros envíos se harán el 3 de noviembre.

10 años después de la histórica presentación del iPhone original, el nuevo smartphone de Apple guarda muchas similitudes con el de aquél entonces, no por características, pero sí por ser más caro de lo que la mayoría de la gente está acostumbrada a pagar por los teléfonos. Pricipalmente porque es bastante limitado en disponibilidad debido a la dificultad de su fabricación, y servirá como un símbolo de estatus para sus propietarios. Algunos lo comprarán para mostrar su riqueza, muchos se harán con él por seguir siendo fan a una marca, y casi todos lo desearán simplemente en virtud de su exclusividad.

Te dejamos con los comerciales del iPhone X: