Una de las peores experiencias a la hora de navegar por una página web es que tu navegador salte inesperadamente a otra página, es decir, que te redireccione a algo que no querías (algo casi a la altura de los videos que se reproducen sólos). Con Chrome 64, al fin se bloqueará ese horrible cambio.

El plan de Google para bloquear las redirecciones se desarrollará en tres partes. Primero comenzará a bloquear los anuncios para evitar que los visitantes se redireccionen a otro sitio cuando no se ha hecho clic en ellos. Cuando eso suceda, verás una barra en la página que indica que se ha bloqueado una redirección.

En el móvil, esta advertencia aparecerá deslizándose hacia arriba desde la parte inferior e incluye un enlace “Detalles” para obtener más información:

Después, Google comenzará a bloquear el redireccionamiento que actúa como ventana emergente inversa: en lugar de hacer clic y hacer que aparezca un anuncio, la página web actual redireccionará a un anuncio, mientras que el enlace al que has hecho clic se abrirá en una nueva pestaña.

Por último, Google buscará las peores páginas web que abran nuevas ventanas: esas que se abren cuando hacemos clic en botones invisibles o vínculos publicitarios disfrazados de botones, como los controles de reproducción de vídeo.

Cuándo dejaremos de ser redireccionados con Chrome 64

Los dos primeros cambios llegarán como parte de Chrome 64 y 65. Chrome 64 se encuentra actualmente en la fase de lanzamiento de Google Canary. Google dice que los cambios deberían estar disponibles para todo el mundo “en los primeros meses de 2018”.

El tercer cambio entrará en vigor en enero. Google está lanzando una herramienta llamada Abusive Experiences Report, que permitirá a los desarrolladores comprobar si sus sitios web cumplen con la normativa. Si un sitio no lo es, sus desarrolladores tendrán 30 días antes de que Chrome los pase por la guillotina.

Sin duda, una medida que esperamos con ganas, al igual que su propio bloqueador de anuncios.

Fuente: Google