La compañía detrás del popular juego de cartas Cards Against Humanity (Cartas contra la Humanidad) ha comprado terrenos a lo largo de la frontera entre Estados Unidos y México en un intento de bloquear la construcción del muro fronterizo propuesto por Donald Trump.

Al menos, esa es la premisa de la última estrategia de la empresa de Chicago. Según explican en su página web, han contratado a un bufete de abogados especializado para que «la construcción del muro sea lo más costosa y consuma tanto tiempo como sea posible». También han prometido un mapa y otras seis «sorpresas» a cualquiera que done 15 dólares para su campaña de «salvar a Estados Unidos».

Donald Trump es un absurdo golem con miedo de los mexicanos. Tiene tanto miedo que quiere construir un muro de veinte mil millones de dólares que todo el mundo sabe que no logrará nada.

Cards Against Humanity no dijo dónde se encuentra el terreno. En un video que describe el proyecto, dice que compró «acres» en la frontera entre Estados Unidos y México, mientras muestra imágenes de caballos salvajes que galopan por matorrales desérticos.

La campaña parece que ha sido todo un éxito. Según uno de sus co-creadores, se han alcanzado las 150.000 subscripciones, lo que equivaldría a 2,25 millones de dólares recaudados:

Cards Against Humanity sigue haciendo de las suyas

La irreverente empresa de juegos de cartas es conocida por sus absurdas travesuras navideñas. El año pasado, la compañía celebró el Black Friday lanzando 100.000 dólares en un hoyo gigante. Y el año anterior, la firma no vendió nada por 5 dólares (sí, nada) y aún así logró recaudar 70.000 dólares.

Veremos en qué acaba todo esto.