El microondas es uno de los mayores logros tecnológicos: ha salvado a estudiantes universitarios y personas solteras del hambre durante décadas. Seguramente sea el electrodoméstico más utilizado después del refrigerador (por mucho que otros quiera conseguir lo contrario). Pero además de calentar y cocinar, detrás del grill se esconden algunos trucos del microondas.

Trucos del microondas que quizás no conocías

Corta las puntas de una cebolla y métela en el microondas durante 30 segundos para evitar esas lágrimas mientras la cortas.

trucos microondas (4)

Calienta una cabeza de ajo en el microondas durante unos 20 segundos y los dientes saldrán fácilmente de las cubiertas. Además, el olor a ajo no se pegará a los dedos durante todo el día.

Para quitar los sellos de las cartas, échale unas gotas de agua y ponla en el microondas para que se desprenda fácilmente.

Para esterilizar la tabla de cortar después de cortar alimentos como carne, humedece la tabla, enjabónala por encima y «cocínala» en el microondas durante unos segundos.

Corta las patatas en rodajas finas y ponlas en el microondas durante tres minutos a cada lado. Conseguirás unas patatas fritas crujientes perfectas.

Para hacer salsa de caramelo, todo lo que necesitas es cocinar azúcar, jarabe de maíz, agua y jugo de limón juntos durante 5-8 minutos hasta que se vuelva de color dorado. Enfría y añade vainilla y mantequilla.

Llena un calcetín (limpio) con arroz (crudo) y mételo en el microondas durante unos segundos para conseguirte una almohada térmica improvisada. Es oro.

Si te quedaste con ganas de saber más, échale un ojo a estos otros trucos:

9 trucos para el microondas que deberías conocer