Que las campañas publicitarias de IKEA son realmente originales nos ha quedado más que claro en su último anuncio. Se trata de un descuento en cunas para familias que vayan a tener hijos. Pero lo más curioso es que para demostrarlo, las mujeres tienen que depositar una muestra de orina en la propia revista donde aparece el anuncio.

Este anuncio puede cambiar la vida tal y como la conoces.

El anuncio está diseñado para que puedas arrancar la prueba de embarazo: un cuadrado blanco de la parte inferior del anuncio y llevarlo al baño contigo (buenas noticias por si te preocupa arruinar el resto de la revista orinando encima).

Si estás embarazada, no busques un signo de más; en su lugar, verás un precio especial de la cuna en color rojo:

La campaña es obra de la agencia de publicidad sueca Åkestam Holst. La agencia ha sido reconocida por su trabajo para Ikea (ha ganado prestigiosos premios en los últimos años), y parece que los méritos son por una buena razón, ya que el anuncio ha sido uno de los principales titulares virales esta semana.